Alianza Regional advierte grave retroceso para el acceso a la información en Brasil por el cierre de la CGU.

La Alianza Regional por la Libre Expresión e Información advierte sobre el grave retroceso para la construcción de una cultura de la transparencia y la apertura de la información pública en Brasil con el cierre de la Contraloría General de la Unión (CGU).

La Alianza Regional por la Libre Expresión e Información, red de la sociedad civil de las Américas que representa a 22 organizaciones de 18 países, pone de manifiesto el retroceso que significa la Medida Provisoria 726/2016 de 12 de mayo de 2016, que determinó la extinción de la Contraloría General de la Unión (CGU), sustituyéndola por el Ministerio de Transparencia, Vigilancia y Control. Esto supone una grave afectación a la autonomía e independencia que debe tener la entidad encargada de implementar y garantizar el derecho de acceso a la información pública en dicho país.

Desde su creación en 2001, la CGU ha jugado un papel importante en la promoción de la transparencia y la lucha contra la corrupción en el país. Entre otras cosas, el organismo promovió la creación de la LAI (Ley de Acceso a la Información), es responsable de las acciones de la Alianza para el Gobierno Abierto en Brasil y también promovió la creación de contralorías estatales y municipales en todo el país. Gracias a su trabajo, la agencia ha incluso recibido varios premios de reconocimiento.

Teniendo en cuenta la ausencia de un organismo autónomo para promover y garantizar el acceso a la información a todos los niveles y esferas de gobierno, la CGU se vuelve así aún más indispensable. Actualmente, la agencia funciona como una tercera instancia de apelación de LAI y lleva la tarea de conducir la aplicación de la ley a los órganos del Ejecutivo Federal, al mismo tiempo en que la fomenta en otros espacios. Son precisamente estos órganos que más se han adaptado a LAI, como se mostró en los informes producidos por la ARTIGO 19 – Brasil, que analizan los niveles de transparencia en los tres poderes a nivel federal.

Es importante recordar que la CGU ha mantenido las acciones de promoción de la LAI directamente junto a los municipios, a través de las iniciativas “Brasil Escala transparente” y “Programa transparente Brasil”. La agencia también ha sido responsable por intercambiar  experiencias en el área con el poder judicial.

En términos prácticos, la sustitución de la CGU por el nuevo ministerio significa el debilitamiento de un órgano de control, afectando la lucha contra la corrupción y la promoción del acceso a la información. La pérdida de enlace con la Presidencia es motivo de preocupación, ya que esta configuración permitía que la CGU tuviese ciertas funciones, como servir de tercera instancia recursiva de la LAI, establecer acuerdos de indulgencia y hacer la auditoría de otros organismos ejecutivos. El Ministerio de Transparencia no tiene la autonomía y la capacidad institucional para controlar las actividades de otros ministerios, ya que tiene el mismo status que sus pares. Por otra parte, la sustitución de un órgano por otro genera costes adicionales y puede resultar en la interrupción de proyectos importantes.

En lugar de ser reemplazada, la CGU debería haber sido reforzada y redefinida como un órgano de actividad permanente con status constitucional. Algunas propuestas de enmienda constitucional tenían ese objetivo, lo que impediría que el órgano pudiera ser extinguido por motivaciones políticas, como suele suceder con los ministerios.

Esto, además, va en sentido opuesto a las recomendaciones del Mecanismo de Seguimiento de la Implementación de la Convención Interamericana contra la Corrupción (MESICIC), que en su último informe sobre el país subrayó la necesidad de fortalecer a la CGU, dotándola de mayores recursos financieros y humanos[1].

Las administraciones públicas deben crear y propiciar canales permanentes y fluidos de comunicación e intercambio de información con los ciudadanos en aras de incentivar una mayor participación directa y activa en la gestión pública, y con este motivo, acciones como la propuesta van en la dirección equivocada y constituyen un grave retroceso.Esto no es sólo una pérdida para el derecho a la información, sino también una pérdida para la democracia y la buena gobernabilidad.

Ante tal situación, la Alianza Regional por la Libre Expresión e Información, advierte el grave retroceso para la construcción de una cultura de la transparencia y la apertura de la información pública en el país que significa el cierre y la extinción de la CGU, y acompaña a su miembro local Artículo 19 y a las organizaciones de la sociedad civil brasileñas,en su llamado al gobierno para que revierta la decisión de eliminarla entidad pública encargada de la implementación de la LAI, y que no se generen retrocesos en la garantía de este derecho humano.

La Alianza Regional es una red que trabaja desde 2005 en el fortalecimiento de las capacidades y conocimientos de las organizaciones miembros para que ellas realicen intervenciones tendientes a mejorar las condiciones de libertad de expresión y acceso a la información en sus países.

Más información:

http://www.alianzaregional.net/acciones/comunicacion/alianza-regional-advierte-grave-retroceso-para-el-acceso-a-la-informacion-en-brasil-por-el-cierre-de-la-cgu/

 

alianza

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s