Extracto del portal de EUROsociAL+

La Red de Transparencia y Acceso a la Información (RTA), con el apoyo del Programa EUROsociAL+ y la Consultora Sustentia, desarrolló un proceso de análisis, reflexión conjunta y propuesta alrededor de los retos de gestión y ejercicio de derechos como el acceso a la información y la transparencia, el acceso a la salud, la privacidad y otros derechos, en el contexto de la emergencia sanitaria causada por la pandemia de COVID-19.

El informe analiza la respuesta de los órganos garantes del derecho a la información en América Latina, identifica algunas medidas que han tenido un mayor impacto en torno a la garantía del acceso a la información en las emergencias y recoge una serie de recomendaciones para fomentar que el acceso a la información pueda ser un derecho llave para acceder a los servicios de salud en el contexto de una emergencia sanitaria. Además, reflexiona sobre qué medidas son más eficaces para prevenir los riesgos de corrupción en las compras públicas en situaciones de emergencia debido a los procedimientos de urgencia de respuesta a la pandemia. 

Gabriel Delpiazzo, presidente de la RTA explica que durante los primeros momentos de la pandemia se vio restringido o incluso amenazado el derecho a la información. “Después, sobre la marcha, ya fuera porque los organismos iban incorporando los medios técnicos necesarios o por la presión que ejerció la ciudadanía exigiendo la información que no se estaba difundiendo, se fue mitigando esa amenaza”. Además, según sostiene Delpiazzo, también ha habido una restricción en materia de transparencia activa en la difusión diaria de datos epidemiológicos. “La situación de América Latina ha sido bastante dispar; hubo países que cumplieron diariamente con su labor de difundir la información y otros que tuvieron algún intento de restringir la información o, lo que es peor aún, de aportar información parcial. De nuevo aparecen la ciudadanía y las redes sociales, que con sus reclamos lograron revertir este tipo de prácticas que, lejos de legitimar a las instituciones, las deslegitiman notablemente” asegura. 

La opacidad se tradujo también en problemas en otros ámbitos, sobre todo en las compras de emergencia de material sanitario “esta situación, desafiante y agitada, ha abierto paso a políticas públicas innovadoras en materia de contrataciones, apoyos sociales, acceso a servicios de salud, entre otros esquemas que buscan difundir información útil y fidedigna entre nuestras sociedades” subraya Blanca Lilia Ibarra Cadena, Secretaria Ejecutiva de la RTA.

Por último, y ante la amenaza general, se destaca que “la información permite a la ciudadanía participar con sus autoridades de una manera concertada en las acciones que permitan responder a la emergencia y, en un segundo momento, actuar en las fases de recuperación” asegura Ibarra. 

El estudio completo se encuentra disponible en la siguiente liga:

Transparencia, el acceso a la información y la protección de datos personales ante la emergencia sanitaria COVID-19 

Deja un comentario